viernes, 29 de mayo de 2009

RESEÑA HISTORICA DE SAN BLAS

RESEÑA HISTÓRICA

Hace cinco mil años, en la costa de San Blas se establecieron los primeros hombres en llegar al hoy estado de Nayarit, en sitios como Matanchén dejaron concheros que son testimonio de su asentamiento.
En Chacalilla, que fue un pueblo pesquero, se han localizado metates, molcajetes, ollas globosas, hachas de piedra y navajas de obsidiana, entre otros objetos, que tienen una antigüedad de dos a cinco mil años.

Hacia el siglo X, en la zona donde se ubica la Piedra Blanca, coras y huicholes realizaban ofrendas a Aramara, diosa del mar y acudían por la sal que necesitaban. Poco antes de la aparición de los españoles, se fundó el señorío de Tzapotzingo, que se extendía desde San Blas a Jalcocotán, y al norte hasta el río Santiago.

En 1525, de regreso de la desembocadura del Santiago, Francisco Cortés de San Buenaventura arribó por el norte a Mecatán y Chacalilla, los expedicionarios divisaron las Islas Marías.

El 16 de mayo de 1530, en Matanchén, Nuño Beltrán de Guzmán toma posesión del Océano Pacífico, con lo que amplio el territorio de la Nueva Galicia hasta el río Santiago. Poco tiempo después comienza a funcionar el puerto de San Blas. La población original se ubicó en el cerro de la Contaduría. Ya en 1615, el puerto era asediado por piratas. En unos de los surgideros del mar fue aprehendido el audaz pirata Juan Clipperton y en San Blas anclaron los no menos temidos bucaneros holandeses.

Por el año de 1744, empieza el comercio marítimo en la Bahía de Matanchén. Hacia 1767, por órdenes del Virrey Carlos Francisco de Croix se realizó una vasta exploración naval favorecida por el visitador General José de Gálvez, tras la que se consideró establecer un astillero en San Blas, por tener una bien protegida bahía, así como cercanos bosques de cedro y otras maderas propias para la construcción naval. A partir de entonces se dio gran impulso a la organización portuaria.

El 22 de febrero de 1768 se fundó el Puerto de San Blas por José de Gálvez. El pueblo crece alrededor del Fuerte Basilio. Astillero y muelles se cambian del río Santiago al Estero del Pozo. Comandante del Puerto, Don Manuel Cordero y Rivero.

El 12 de marzo de ese mismo año en que fue inaugurado el Puerto de San Blas, Fray Junípero Serra y otros once frailes franciscanos partieron a Baja California para encargarse de las misiones de los jesuitas que fueron exiliados de México en 1767.

Para 1773 se construyó en piedra la contaduría del Fuerte Basilio. En 1774, San Blas fue recocido oficialmente por la corona como la más importante estación naval de la nueva España en la costa del pacífico. El 25 de enero Fray Junípero Serra viaja por tercera ocasión a San Diego, la travesía la realizó en la fragata Santiago; para esa misma fecha el Alférez Juan Pérez sale a explorar el noroeste hasta Nootka (hoy Canadá) sus motivos fueron establecer fuertes y frustrar el arribo de los Ingleses y Rusos.

En 1778 se construye una iglesia de madera detrás del Fuerte Basilio, y se incendió en 1787. En octubre de 1779 las fragatas Príncipe y San Carlos, llenas de materiales de guerra, navegaron a las Filipinas porque los ingleses invadieron la región.

De 1781 a 1785 se construyó la Garita y la Aduana cerca del Estero del Pozo. La Aduana fue usada también como hostelería para los oficiales del Puerto. En 1792 se termina la Iglesia en piedra atrás del Fuerte Basilio. Su techo cae en 1816; y Francisco de la Bodega navega al noroeste y concede a los ingleses el Fuerte Nootka. Como puerto militar, San Blas declina en importancia.

De 1774 a 1792, siete expediciones llegaron hasta Canadá. Así mismo, por San Blas, arribaron a la Nueva Galicia comerciantes provenientes de Panamá con productos Europeos más baratos que los llegados a Veracruz.
En 1808 se inicia la construcción de la iglesia en la plaza y se termina en 1878.

Según el plano de la bahía y puerto de San Blas, levantado el año, por el Alférez de la Marina Don José María Narváez, el fondeadero para las grandes embarcaciones era, como actualmente, fuera de la rada, en el fondo de 27 pies; capacidad suficiente para buques medianos que entraban a fondear en ella; los barcos pasajeros y de carga de alto y de mucho calado, eran conducidos al desembarcadero en pangas y lanchas, y la descarga se hacía con prontitud y seguridad.

El 28 de noviembre de 1810, el cura insurgente José María Mercado instó la rendición de los oficiales realistas, en cuya representación José Levayén entrego el mando del puerto. Mercado se dedicó a organizar los servicios públicos, reclutó y entrenó en el manejo de armas a los pobladores porteños además, con el tepiqueño Rafael Maldonado envió a Hidalgo, a la sazón Guadalajara, 44 piezas de artillería recogidas a los realistas. No se percató que el cura español Nicolás Santos Verdín reorganizó a las fuerzas virreinales, quienes lo sorprendieron el 31 de enero de 1811 y el cura Mercado se despeño después del cerro de la Contaduría. El cura Verdín mandó a azotar en público el cadáver.
Meses después, primero Morelos y luego las partidas guerrilleras de Vicente Guerrero hicieron intransitable el camino entre México y Acapulco, y el tráfico marítimo se desvió a San Blas, que cobró un nuevo auge junto con Tepic.

En 1813, la Nao de China desembarcó varias toneladas de mercancía. Dada la importancia que había cobrado el puerto, en 1818 se convirtió en sede de partido, y siete años después, en la división política del estado de Jalisco que reconocido en el Séptimo Cantón como municipalidad del Departamento de Tepic.

En 1822 por instrucciones del emperador Iturbide, en la ciudad de México, Francisco Severo Maldonado crea una academia marítima en Tepic; de esta forma se mejoran las operaciones, y con ello San Blas tiene más facilidades. Para 1838 aumentan los negocios en el puerto al construirse molinos de azúcar y textil, así como el aumento en la producción de los ranchos del estado.

En 1846, el Batallón activo de San Blas sale con su coronel Santiago Xicoténcatl al centro del país, a fin de combatir la invasión estadounidense. Se distinguió por su lucha heroica, sobre todo en la Batalla de Chapultepec (septiembre de 1847). Durante el mes de abril de 1860, perseguidos por los liberales, las fuerzas de Manuel Lozada se concentran en San Blas, plaza fortificada y defendida por los marines de dos buques de guerra británicos, el Pyladest y el Ametyst. La intervención inglesa fue el pretexto de proteger a los súbditos del trono de Londres. Al mes siguiente, los militares ingleses se retiraron y el 4 de agosto el liberal Ramón Corona ocupo el Puerto.

En 1873, por decisión del Presidente Sebastián Lerdo de Tejada, el Puerto es clausurado temporalmente, ante la amenaza de las fuerzas lozadistas. Sin embargo del Puerto de San Blas fue clausurado por decreto del Presidente Don Sebastián Lerdo de Tejada en el año de 1873 debido a razones políticas, por la sustracción que de este territorio hizo el conservador Manuel Lozada, por más de 18 años; luchando en contra de las reformas programas por el gobierno republicano, derivadas del triunfo liberal del Plan de Ayutla del 18 de marzo de 1854 y por su oposición también a la Constitución de 1857 y, por último, por su traición a la república al oponerse a las fuerzas franco-mexicanas del Emperador Maximiliano de Austria.

En 1883 se registra ahí una mortal epidemia de fiebre amarilla. En febrero de 1884 se recibe la primera locomotora y en diciembre la empresa del ferrocarril Central Mexicana puso en servicio el tramo de San Blas a Huaristemba.

En 1884, San Blas es Prefectura del nuevo Territorio de Tepic y en 1887, una de sus seis partidos. En el mes de enero de 1905, el gobierno federal compra las Islas Marías a un particular, Gila Azcona de Carpena para convertirla en una colonia penal, carácter que asumen desde el 12 de mayo siguiente.

En 1913, durante la Revolución Mexicana, llegaron al Puerto refuerzos federales para la lucha contra los maderistas y marcharon hacia Tepic, pero fueron batidos en Sauta, apenas fuera del hoy municipio de San Blas. En 1914, durante la lucha de facciones, los villistas tomaron el Puerto. San Blas es considerado municipio del hoy Estado Libre y Soberano de Nayarit, erigido en 1917.

En 1946 se construye el primer faro en el Cerro de la Vigía. A un lado, en 1982 se edifica el segundo faro de poder solar con pilas de emergencia.

Para 1952 en el norte de San Blas se construye una pista para avionetas. El 13 de mayo de 1954 sobre la roca blanca en el mar oeste del Cerro del Vigía se pone la estatua de la Virgen de Fátima; y cae en el mar en 1989. La nueva estatua se puso en 1992. Para 1957 se inicia la construcción de la nueva iglesia en la Plaza. La Naval Mexicana establece su décima zona militar en la boca del estero del pozo en 1976; la construcción hoy día continúa.

El 1ro de diciembre de 1990 el gobernador Celso Humberto Delgado Ramírez y el presidente Carlos Salinas de Gortari, junto con líderes huicholes, dedican el Centro Cultural Huichol al pie del Cerro del Vigía. Los huicholes realizan sus ceremonias aquí y en una cueva cercana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada